busy train station

Dios Nunca está oculto, pero a veces Nosotros Sí lo estamos

“Dios nunca está oculto, pero a veces nosotros sí lo estamos, cubiertos por un pabellón de motivos que nos alejan de Dios y lo hacen parecer distante e inaccesible.”

Como miembros de la Iglesia, a menudo sentimos que aunque guardamos los mandamientos, asistimos al templo y oramos con regularidad, no recibimos respuestas de nuestro Padre Celestial. Con frecuencia nos preguntamos por qué Dios oculta su guía de nosotros. Con todo Su poder y amor divino, ¿no quiere ayudarnos?

La respuesta es sí. El presidente Henry B. Eyring aborda esta cuestión en “¿Dónde está el pabellón?” Él comenta que a veces parece que Dios no responde a nuestras preguntas y oraciones cuando, de verdad, son nuestros propios esfuerzos, o la falta de ellos, que causan el bloqueo en la comunicación.

A veces, sin darnos cuenta, nos escondemos de Dios, dice el presidente Eyring, al cubrirnos con “un pabellón de motivos que nos alejan de Dios y lo hacen parecer distante e inaccesible”.

El presidente Eyring nos asegura que todos luchamos con este entendimiento. Él promete que al buscar con humildad, dirigiendo nuestra voluntad al Padre y dejando de lado nuestros propios deseos y voluntad, podemos sentir la presencia de Dios aún más en nuestras vidas. Llegaremos a entender que Dios está cerca de nosotros, que nos ama y que Él “nunca se esconde de Sus fieles hijos”. A medida que nos arrepintamos, sabremos que Dios nos comprende y llegaremos a reconocer nuestro potencial divino.

Lea el discurso del presidente Henry B. Eyring, “¿Dónde está el pabellón?”

Fuente: lds.org

—Camden Hardy-Harrison, Mormon Insights

Traducido por Austin Tracy

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Each comment will be reviewed by a staff member before it will appear on the site. We reserve the right to not approve any comments that do not meet our community standards. View our community standards here.

Your email address will not be published.